Saltar al contenido
Taza de café

Cómo reconocer un buen café, ¡hagamos buena cata!

Cata, cata de café, como reconocer un buen cafe, taza de café, café café, café ecológico
Cata de café con varias tazas de diferentes tipos de café

¿La cata?, ¿a que nos referimos?

Si bien la cata profesional del café es para personas que han estudiado y dedicado mucho tiempo incluso años trabajando en adquirir la técnica de catación, todos nosotros tenemos claro nuestro gusto cuando probamos algo, conocido o no, y somos capaces de saber si es irresistiblemente rico y sabroso, medianamente bueno, o si no nos ha gustado.

Es esta habilidad que todos tenemos, la que nos permite “catar” que cosas nos gustan y cuales no, hoy aquí trataré de darte elementos para que puedas aprender a distinguir un café bueno de uno que no lo es, y sin tener en cuenta la opinión de algunos expertos, porque la única opinión válida para decidir que te gusta y que no, es la tuya.  Así que vamos a ello.

Son varios los puntos a tener en cuenta, que van desde su origen, la altitud donde fue cosechado, la exposición al sol, la acidez, el cuerpo, el tostado, el tiempo que lleva de molido si no es en granos, el sabor y el aroma, el envasado. Veamos todo esto más en detalle.

¡Que elegir en un café!

cata de café, taza de café, café orgánico, café cafe
Cata de café con varias tazas de diferentes tipos de café

Antes de decidirnos por un café, es importante considerar los siguientes puntos.

5 Claves para elegir un buen Café:

El Origen 

Es importante conocer el origen del café, porque nos va a decir mucho acerca de éste y sus propiedades.

Por ejemplo los cafés latinoamericanos tienen un buen equilibrio entre acidez y cuerpo, sin embargo cambia cuando el origen es africano, estos tienen buena acidez y cuentan con sabores exóticos y picantes.

En el caso de los asiáticos y la zona productiva del pacífico estos poseen un excelente cuerpo y una baja acidez.

También sepamos que la acidez depende de factores como la altitud donde fue cosechado el grano ya que cuanto mayor sea la altura más acidez y mejor calidad tendrá. El tueste también influirá en la acidez, cuerpo y aroma del café.

El Tueste

El nivel de tueste ideal sería el medio, para que de esta forma el grano libere todas sus propiedades y así poder disfrutar mejor de todas sus virtudes. 

El color de los granos nos dirá si está más o menos tostado, en un grano de color casi negro veríamos un café demasiado tostado. Es importante saber la fecha de tueste, porque así sabremos que tan fresco es.

El tueste también va a influir en la acidez, sabor y aroma, por eso es importante el nivel de tostado que posean los granos. 

No recomendamos el torrefacto como café de calidad, hay personas que creen que posee más cafeína porque es más fuerte, pero la razón de esto es porque es más amargo, pero es por el proceso que tiene, que al mezclarlo con azúcar ésta se carameliza y luego “se quema”, quitando así propiedades al grano. También lo hacen para disimular los cafés no tan buenos.

La acidez y el cuerpo

Estos dos factores son importantes pero no los conoceremos hasta probar la bebida ya preparada, la acidez si se puede percibir un poco en seco, debido a su aroma, pero mucho más en paladar cuando lo bebamos, es una experiencia que debemos transitar para poder apreciar ambas virtudes, si es que las posee, y poder así sacar nuestras propias conclusiones.

En lo que se refiere al cuerpo, estamos hablando de su consistencia,  y a la presencia en boca, ya que puede ser ligero, fuerte o intenso, depende de gustos, pero mientras más fuerte, de mejor calidad será.

Sucede que no todos los cafés son de buena calidad, y hay algunos comerciantes que realizan mezclas con granos de distintas calidades y de diferentes orígenes, que luego lo tuestan bastante para cubrir sus diferencias haciendo que no tenga su sabor original, perdiendo así calidad.

Sabor y Aroma

Sumado a todo lo anterior sin duda es lo más importante.  Un café de calidad debe tener equilibrio entre sus sabores. 

Según los tipos de café: si hablamos de café arábico estamos en presencia de un sabor y aroma suave y agradable, la acidez y el dulzor, deben ser balanceados. 

En los diferentes cafés se pueden apreciar un toque de sabor florales, frutales, cítricos, frutos secos, caramelo, bayas, chocolate, y siempre un toque de acidez. 

Estos son los más agradables, pero también puede tener a madera, carbón, caucho, moho, cenizas, tierra, estos ya son de inferior calidad.  Esto se debe a su cercanía con plantas de diferentes especies de las cuales toma su sabor. 

En el caso de la especie de café robusta, tendrá aroma y sabor más fuerte y además es notoriamente más amargo. Por lo general la especie robusta es de menor calidad y se utiliza más para las mezclas, para café instantáneo y para las cápsulas de café.

La molienda

Lo ideal es comprar café en granos y moler la cantidad justa o aproximada que vamos a utilizar, ya que una vez molido comienza a perder sus aromas y en cuestión de horas la calidad bajará hasta un 30%.  

Si lo compramos molido ya, es importante que sea lo más fresco posible es decir que no tenga mucho tiempo de envasado.

También referido a la molienda te comento que dependiendo del grosor de ésta, es la intensidad del café que obtendrás, y es algo que también debes ir experimentando según tu tipo de cafetera.

Por ejemplo un molido fino te dará un sabor más fuerte que uno no tan fino, pero también va en el tipo de café.  Si no cuentas con un molinillo de café y estás interesado en comprar uno puedes ver nuestra recomendación aquí en Taza de café molinillos.

Otras consideraciones sobre el café

Un café de buena calidad se debe tomar sin azúcar o edulcorantes, ya que posee su propia dulzura, no nos olvidemos que los granos de café son la semilla de una fruta, por tanto ha adquirido cierto nivel de dulzura transferida por la pulpa de la baya que lo contenía.  Ayudado por la maduración en la planta y la exposición al sol, la altitud de la cosecha, y esto sumado al tueste natural.

También puede pasar comprando el mismo café o las mismas marcas de café, que encuentres que no siempre el sabor es igual al anterior, se debe a que el café tiene que ser cosechado a mano para asegurarse que maduró.  Y debido a que se busca la mejor calidad no se mezcla con granos de otras procedencia para que ésta no cambie, como pasa con las mezclas que hacen algunos vendedores que luego los tuestan mucho para disimular las diferencias entre calidad y sabor, perdiendo así todo lo bueno.

Puedes probar si el café que ya tienes es de buena calidad, por ejemplo si ya es molido para saber si fue mezclado con otras sustancias ajenas al café u otros de menor calidad. Toma un vaso con agua y vierte un par de cucharadas, déjalo por unos minutos, si se disuelve es un café mezcla con otros de menor calidad. ¡Hazlo y sacarás tus conclusiones!

Esto sucede también con el café torrefacto, como se explicó el proceso que le hacen, más arriba en el punto “tueste”, que tiene un agregado de azúcar que se quema disfrazando el sabor y dejándolo amargo.  En este vídeo podrás ver la prueba que te sugiero que hagas a tu café:

Algunas cafeterías se pasan de listas ¡descúbrelas!

En las cafeterías también puedes saber si te están disfrazando un café de mala calidad, generalmente si te sirven café muy caliente no puedes percibir bien los sabores, pero si lo pruebas frío notarás si es tan rico como pensabas o si sabe fatal. Con este sencillo detalle te quedará claro que clase de café te están vendiendo.

A partir de ahora ya conoces que tener en cuenta para comprar un buen café

Comprar un café de calidad también es más caro que los que comúnmente se venden en los supermercados o comercios comunes, por eso en Taza de Café  vamos a ayudarte a conseguir las ofertas más variadas y actualizadas en cuanto a calidad-precio. Encontrarás mucha información con nosotros los fanáticos del buen café, dentro del menú en los diferentes apartados donde podrás conseguir los mejores productos.

Luego de estos consejos ¿que tal un café, lo pruebas?